jueves, 22 de febrero de 2018

Dar y recibir

TACTO Y CONTACTO  / Dar y recibir
(Del libro: Educar-nos para la ternura)


Virtudes de  DAR  y  de  RECIBIR
Ambos conceptos tienen su lado positivo y negativo.
O mejor dicho su cara A y su cara B.
Ambos hechos son interdependientes uno del otro.
Son causa y efecto.
DAR – puede tener  simbología  con dominar, con seducir (el que da es porque tiene más o porque sabe más) también tiene que ver  con la caridad.

Quiero destacar algunos sigificados desarrollados en los cursos:

 Dar significa dar-se / amar

·         Sostener  y apoyar
·         Estar en y con la otra persona
·         Magnificarla como ser
·         Cuidarla
·         Protegerla
·         Respetarla en su unicidad y diversidad
·         Ser  generoso
·         Desprenderse - darse
·         Hacer – decidir – actuar
·         Conducir
·         Estar atento, pendiente, respetuoso, responsable
·         Requiere un Tono activo justo

RECIBIR puede significar: ser dependiente de…

RECIBIR  puede tener simbología con necesidad - invalidez  - 
Destaco nuestros objetivos en los cursos:

 RECIBIR significa también dar-se

·         Entregarse 
          abandonarse 
          confiarse 
          ofrecerse
          Perder el miedo a ser conducido, a desaparecer, a no ser,  a perderse
            Distenderse
·         No controlar

·         Requiere un Tono pasivo justo receptivo disponible
          Es necesario experimentar y vivir ambos papeles.
          Intercambiarlos
         Vivir  lo  “ bueno y lo malo “ de cada uno, vivir las 2 caras de SOSTENER /  ACTIVO,  y lo bueno y lo malo -las 2 caras- de SER SOSTENIDO / PASIVO

Ser  ecuánime en ambos papeles

Saber lo que cada uno es en su papel  - Cada uno DA Y RECIBE – Saber lo que recibe el activo / saber lo que da el pasivo 

Pero hay asimetría de roles si siempre es el mismo el que da, si siempre es el mismo el que recibe. 

No hay interdependencia – Hay dependencia de uno respecto al otro – Hay dominio de uno sobre otro 

El dominio puede ser del que recibe, no del que da – La dependencia puede ser  de ambos.

El que da, depende del que recibe – El que recibe depende del que da

Padre – hijo / profesor – alumno. ¿Quién ha recibido más de quién?

¿Quién depende más de quién?

Todo lo que aprende el profesor se lo enseña el alumno  /  Todo el amor lo recibe el padre del hijo. 

Ellos –los pasivos- son quienes les dan el reconocimiento de ser padre, de ser profesor

Quien da ya está recibiendo / quien recibe ya está dando

El hecho de dar supone un placer, un reconocimiento, un ser, -del que recibe-, un poder, una cualidad

El hecho de recibir, -el que recibe-, otorga, da una aceptación, un reconocimiento.

Dar y recibir, así, no son papeles activos o pasivos, una cosa o la otra,  independientes, son a la vez activos y pasivos. Se intercambian, son interdependientes.

Así, dar y recibir, no existen el uno sin el otro. Ahora bien, se pueden deslindar ambas cualidades y entonces vemos que cada una goza  a su vez de unas virtudes distintas a la otra. 


el ACTIVO -  se ofrece –  al PASIVO

Para sostener  al otro se siente  a sí mismo 
el PASIVO - se abandona - al ACTIVO
 por ser sostenido se siente

Cuando sostengo –doy-recibo- sosteniendo

Al ser sostenido me siento

El padre se siente agradecido dándose como persona a su hijo

Las personas que cuidan enfermos / que tienen hijos discapacitados / que lo dan todo por ellos....  Se sienten realizados como personas 

Darse, servir a los demás, produce un valor como persona, luego al dar, reciben.

(Anotaciones tomadas en el viaje en tren desde Cercedilla a Madrid, tras dar un curso en una escuela infantil, sobre el tacto y el contacto en las relaciones humanas – relaciones padres hijos. El curso trata de educar el tono, el tacto y el contacto corporal en las relaciones corporales. El contacto corporal se da a través del tacto  - educar el tacto – y del tono –educar el tono - para favorecer el contacto – educar el dar y el recibir – Educar el tono global – postural – apoyos – brazos – respiración – diluir las tensiones. /  El título del curso: Educar-nos para la ternura.)
 
E. Fromm -El arte de amar -pag. 32. Amar es fundamentalmente dar, no recibir. ¿Qué es dar? La respuesta está llena de ambigüedades y complejidades. Dar no significa renunciar a algo, privarse o sacrificarse. Eso es lo que cree quien no ha pasado de la etapa infantil. El carácter mercantil está dispuesto a dar pero solo a cambio de recibir. Algunos hacen del dar una virtud en el sentido del sacrificio. Para el carácter productivo dar constituye la más alta expresión de potencia. En el acto de dar se experimenta la fuerza, la riqueza, la vitalidad. Se experimenta uno a sí mismo como desbordante, pródigo, vivo, dichoso. Dar produce más felicidad que recibir porque es la expresión de vitalidad.
En el sexo, la culminación de la función sexual masculina radica en el acto de dar. El hombre se da a sí mismo. Da su órgano a la mujer. Le da su semen. No puede dejar de darlo si es potente. Si no puede dar es impotente. También la mujer se da. Permite el acceso al núcleo de su feminidad. En el acto de recibir ella da. Si es incapaz de ese dar, si solo puede recibir, es frígida. En el papel de madre, ella se da al niño. No dar le resultaría doloroso.
El avaro, es desde el punto de vista psicológico, un pobre. Quien es capaz de dar es rico. Se siente a sí mismo como alguien que puede entregar a los demás algo de sí. La esfera más importante de dar no está en las cosas materiales, sino en lo específicamente humano. Una persona a otra da de sí misma, de su propia vida. Al darse enriquece a la otra persona. No da con el fin de recibir. Al dar lleva a la vida algo en la otra persona y eso se refleja a su vez sobre ella misma.

 
 

martes, 20 de febrero de 2018

El hombre auto-realizado


El hombre auto-realizado / Proposiciones básicas de una psicología del desarrollo y de la auto-realización / A. Maslow
(Cap. 14 - Pag. 251 y sigs)
(Síntesis realizada por Joaquín  Benito Vallejo)


1.       Cada persona posee una naturaleza interior esencial, de carácter instintivo, natural, en cierto grado hereditaria.  Hay que hablar por ello de raíces hereditarias, constitucionales, adquiridas, aunque la determinación biológica, sea solo parcial y demasiado compleja. Un “material en bruto” más bien que un producto acabado.  Necesidades básicas de tipo instintivo, capacidades, anatomía, fisiología, temperamento, lesiones y traumas prenatales o natales…  Este núcleo se manifiesta como inclinaciones,  propensiones o tendencias…  Este material empieza pronto un proceso de conversión hacia un yo, en cuanto empieza a entrar en contacto con el mundo exterior

2.       Todo ello forma un conjunto de potencialidades, no realizaciones. Poseen una historia vital y han de ser consideradas desde el punto de vista de su evolución. Se encontrarán realizadas, conformadas, o sofocadas,  por determinantes extra psíquicos –cultura, familia, entorno, educación…-. Muy pronto, las necesidades y tendencias quedan ligadas a sentimientos aprendidos.

3.       Sin embargo, el núcleo interno con base biológica es débil en ciertos aspectos. Con facilidad es vencido, suprimido o  reprimido, incluso destruido.  Los humanos no tenemos instintos tan fuertes como los animales. Solo nos quedan restos de instintos y además son débiles, sutiles y delicados, fácilmente “ahogables” por la educación, la cultura, el miedo a la desaprobación.

4.       La naturaleza interior de cada uno posee ciertas características que los demás también poseen –especificas- y otras, únicas de la propia persona –idiosincráticas-.

5.       Es posible estudiar científicamente esta naturaleza y descubrir – no inventar- cómo es.

6.       Muchos aspectos de la naturaleza interior o profunda están -1-  reprimidos porque son temidos, desaprobados o ajenos al ego, -2- olvidados, desusados, desatendidos. Esta naturaleza es por tanto inconsciente, tanto en cuanto a tendencias, impulsos,  necesidades…, como a capacidades, emociones, juicios, actitudes, percepciones… La represión activa consume y gasta energía.  Existen técnicas activas para mantener la inconsciencia como la negación, proyección, reacción.  Pero la represión no mata lo reprimido, perdura como determinante activo del pensamiento y de la conducta.  La represión activa o pasiva empieza en época muy temprana por la desaprobación paterna o cultural. También puede surgir de fuentes  intra psíquicas y extra culturales por el miedo de ser abrumado por los propios impulsos, de resultar desintegrado, dividido. El niño puede crear espontáneamente actitudes de miedo y desaprobación hacia sus propios impulsos y se defienda de ellos de diversas maneras. La sociedad no es la única represiva.

7.       Aunque debil, la naturaleza interior raramente muere. Persiste subterráneamente de forma inconsciente por más reprimida que esté. Posee una fuerza dinámica que presiona constantemente hacia su expresión abierta.

8.       Este nucleo interno se desarrolla hacia su etapa adulta no solo gracias a lo que existe de antemano, sino también a una creación dela persona misma.

9.       Si este nucleo se ve frustrado o reprimido, de ello se deriva enfermedad y patología.  Consideradas  como algún tipo de reducción de desarrollo de autorealización y de humanidad plena. La fuente primordial de enfermedad se encuentra en las frustraciones de las necesidades básicas, de los valores, de los potenciales.

10.   La naturaleza interior no es de ningún modo mala, sino buena. Anterior al bien y al mal. 

11.   La culpa intrínseca  es la causa del traicionamiento de la propia naturaleza, el abandono de la senda de la autorrealización. Es bueno y necesario para el desarrollo tener este sentimiento intrínseco de culpa. Es una guía interna que lleva al yo real.

12.   El mal comportamiento ha sido atribuido a hostilidad, destructividad, y agresividad no justificadas.  La hostilidad destructiva es de tipo reactivo porque la terapia la reduce y cambia su cualidad en sana autoafirmación, auto defensa, justa indignación…  El comportamiento calificado de malo por nuestra cultura puede surgir de la ignorancia y de falsas interpretaciones. El aborrecimiento, el resentimiento, los celos…  hacia la bondad, la verdad, la belleza… -contravalores- están determinados  por la amenaza de la pérdida de la propia estimación. Los malos comportamientos son reactivos y no instintivos. Por tanto, disminuirán a medida que la persona madura y la sociedad mejora.

13.   Nuestras profundidades pueden ser también buenas y hermosas.

14.   No es posible ningún tipo de salud psíquica si no se acepta básicamente, se ame y se respete por los otros y por uno mismo el núcleo esencial de la persona.  La salud psíquica es autorrealización. Puede llamarse de diversas maneras, pero hay un núcleo de coincidencia. Todas las definiciones aceptan o implican: -A- la aceptación del núcleo interno o yo, la realización de estas capacidades y potencialidades de la esencia humana y personal. –B- una mínima presencia  de enfermedad, neurosis,  pérdida o disminución de las capacidades humanas y personales básicas.

15.   Es más conveniente exteriorizar, animar y reconocer esta naturaleza interior que suprimirla o reprimirla. Hay que expresar el libre yo, las propias fuerzas psíquicas con un mínimo de interferencia. El control, la voluntad, cautela, autocrítica, mesura, deliberación… son los frenos que actúan sobre dicha expresión, aplicados por las leyes del mundo social externas al mudo psíquico y en 2º  lugar por miedo al propio psiquismo. Los controles sobre la psique derivados del miedo a la psique son neuróticos en gran parte, de ningún modo necesarios. La psique saludable no es horrible, no hay por qué temerla como se ha hecho a menudo. Otros miedos derivan de la necesidad de mantenerla integrada. Existen también controles en otro sentido, que se hacen necesarios a medida que se realizan las capacidades  y se adquieren formas altas de expresión, por ejemplo, técnicas por parte de un artista, intelectual, atleta, etc.  El equilibrio entre espontaneidad y control varía a medida que cambian la salud de la psique y del mundo.  La educación debe ser dirigida hacia ambos objetivos: el cultivo del control y el de la espontaneidad y expresión.

16.   En el desarrollo normal del niño sano si se le da la posibilidad de libre elección, elegirá la mayoría de las veces lo que está bien y produce bienestar y deleite. Un régimen tolerante no significa que los adultos satisfagan sus necesidades directamente, sino que creen la posibilidad de que él satisfaga sus propias necesidades y realice sus propias elecciones.  El "dejar ser" es malinterpretado y se convierte a menudo en superprotección  dándole todo hecho  y protegiéndole de todos los posibles peligros. El amor sin respeto es distinto al amor con respeto hacia los propios signos interiores del niño.

17.   El camino hacia la autorrealización debe pasar por la satisfacción de las necesidades básicas, no por su frustración. La satisfacción de las necesidades básicas se toma a menudo en relación a objetos, posesiones, dinero, coche, ropa… pero no es eso,  sino que se refieren a protección, seguridad, respeto, aprecio, amistad, afecto, amor, dignidad, libertad… para posibilitar el más pleno desarrollo de capacidades y talentos,  en la realización del yo. Necesidades no materiales, sino superiores.

18.   Por otra parte, la ausencia completa de frustración, dolor o peligro es peligrosa. La persona debe adquirir tolerancia a la frustración, capacidad de percibir la realidad física como diferente a los deseos humanos, capacidad de amar  a los otros, alegrarse por la satisfacción de sus necesidades, no utilizar a los demás como medio. Aprender a diferenciar los deseos de los hechos. Vivir en el mundo y adaptarnos a él. Aprender la propia fuerza, los límites y las aplicaciones a la superación de las dificultades, esforzándose, aceptando el desafío y el riesgo, incluso fracasando. Este es el mejor camino para la autoestima basada en los logros reales y la confianza realista que se deriva de ello. La superprotección implica que las necesidades del niño son satisfechas por los padres, sin esfuerzo por el niño, lo que tiende a infantilizarle  e impedir su desarrollo, su fortaleza, voluntad y autoafirmación. A utilizar a los demás en lugar de respetarlos.

19.   Hay que comprender que capacidades, órganos, y sistemas presionan para su funcionamiento y expresión, para ser utilizados y ejercitados. Ello produce satisfacción mientras que el desuso es causa de irritación. Las capacidades son necesidades. Si no se desarrollan se convierten en enfermedad, atrofia y frustración.

20.   Hay dos tipos de realidad: el mundo natural y el mundo psíquico. El mundo de los hechos y el de los deseos, temores, emociones…, el que se rige por normas no psíquicas, y el que se rige por leyes psíquicas. Uno de los aspectos de la salud es la capacidad de vivir en ambos mundos.

21.   La madurez o auto-realización significa trascender las necesidades deficitarias.

22.   La inmadurez puede diferenciarse de la madurez desde las capacidades cognoscitivas  y de las capacidades emocionales. Y también entre deficiencia y Ser.  Según sea visto desde las necesidades deficitarias, calificado de conocimiento egoísta, como un mundo de satisfacciones o   frustraciones.  El del Ser, como un mundo trascendente, altruista, u objetivo donde se ve al objeto por sí mimos, en su propio ser.

23.   El amor deficitario puede ser diferenciado del amor realizado por el mismo patrón. No es posible ninguna acción buena sin el amor del ser, de la realización.

24.   La auto-realización solo se da en el 1% de la población.

25.   El desarrollo comporta no solo recompensa sino dolores intrínsecos. Significa también la renuncia a algo familiar. Una partida y una separación, un tipo de muerte predecesora de un renacer con nostalgia, temor, soledad… Renuncia a una vida simple, fácil, a cambio de otra de exigencia y responsabilidad. El desarrollo hacia adelante acontece a pesar de todo eso y exige valentía, voluntad, elección, así como protección y tolerancia por parte del entorno sobre todo en el caso del niño.

26.  

27.  

28.   La neurosis no forma parte del núcleo interno, es una defensa en contra de él, una evasión o una expresión falsa. La búsqueda de la satisfacción en forma encubierta, disimulada, o auto destructiva. 

29.   El estado de existir sin un sistema de valores es patógeno. Se necesita eso igual que la luz, el calor o el amor. La enfermedad de valores surgida  de la carencia de valores se llama, anedonia, anomia, apatía, amoralidad, desesperanza, cinismo… y puede convertirse en enfermedad somática. Las perturbaciones de los niños son consecuencia de la incertidumbre de los adultos acerca de los valores.

30.   En la auto-realización se resuelven muchas dicotomías, se perciben los opuestos como unidad. Hay una tendencia a fundir el egoísmo con el altruismo, el trabajo con la diversión. El deber es agradable, y el placer es cumplimento del deber. En la madurez hay cualidades infantiles. Los niños poseen cualidades de madurez. La división entre interior y exterior, el yo y los demás, se difumina. La dicotomía es característica de la patología.

31.   Integración de la racionalidad con la irracionalidad, con la consecuencia de que la irracionalidad puede ser considerada sana, deseable e incluso necesaria.

32.   Los diferentes aspectos están menos separados, son más sinérgicos, trabajan en colaboración y sin entrechocar.

33.   Se espera describir el mundo en su plenitud, entonces se debe dar sitio a otros tipos de conocimiento preverbal, inefable, metafórico, intuitivo estético. La creatividad tiene sus raíces en lo irracional. El lenguaje es inadecuado para describir la realidad. El conocimiento abstracto sirve para cerrarnos a algunas parcelas de la realidad.

34.   Las capacidades que poseen las personas sanas de sumergirse en el inconsciente y en el preconsciente para poder utilizar y valorar sus procesos primarios, para aceptar sus propios impulsos resultan ser una de las principales condiciones de la creatividad. Las persona psíquicamente sanas son más capaces de disfrutar, amar, reir, divertirse, hacer  tonterías, ser extravagantes, fantásticos, locos, gozar de las experiencias emocionales.

35.   La experiencia estética, y las experiencias cumbre creativas están consideradas  como aspecto central de la vida humana.  / Todas las experiencias cumbre son integrativas de las divisiones internas de la persona, interpersonales, intramundanas y entre la persona y el mundo. Uno de los aspectos de la salud es la integración.  Las experiencias cumbre son movimientos hacia la salud. / Estas experiencias dan una razón de ser a la vida, hacen que la vida merezca la pena ser vivida. 

36.   La auto-realización  no significa trascendencia de todos los problemas humanos.  El conflicto puede ser detectado en los seres humanos saludables. El cambio se da desde los pseudo problemas neuróticos a los problemas reales. No estar perturbado cuando se debería estar puede ser un signo de enfermedad.

37.   La auto-realización no es completamente  general. Tiene lugar mediante la feminidad o masculinidad  propia. Personas sanas realizadas en su feminidad o masculinidad.

38.   Otro aspecto crucial en la auto-realización: desechar las técnicas utilizadas por el niño en su debilidad y pequeñez,  para adaptarse al adulto, fuerte y  todopoderoso. Debe ser él mismo, hacerse fuerte e independiente. Lo que implica una especial renuncia  al desesperado deseo del niño por gozar del amor exclusivo y total de sus padres, mientras aprende a amar a los demás.  Debe aprender a satisfacer sus propias necesidades y deseos y no los de sus padres, y a hacerlo por sí mismo en lugar de depender de sus padres que hasta entonces han actuado en su lugar. Debe aprender a renunciar a ser bueno por miedo o para conservar su amor y debe ser bueno porque él desea serlo. Debe descubrir su propia conciencia y renunciar a la interiorización de sus padres como única guía moral. Debe hacerse responsable y menos  dependiente  y debe aprender también especialmente a gozar con esta responsabilidad. Todo lo que sirve para que la debilidad se vuelva robustez. Debe sustituir el miedo por el valor.

39.   La sociedad y la cultura pueden ser factores coadyuvantes del desarrollo o factores inhibitorios. Las fuentes del desarrollo se hallan esencialmente dentro de la persona y no son creadas o inventadas por la sociedad, la cual, tan solo puede ayudar o estorbar al desarrollo. La mejor cultura es la que satisface todas las necesidades y permite la auto-realización. Lo mismo puede decirse de la educación.

40.   La auto-realización hace más posible la trascendencia del yo, de la conciencia y del egoísmo. Hace más fácil ser homónima –sumergirse como parte de un todo mayor-. La plena homonomía estriba en la autonomía total y viceversa. Uno no puede alcanzar la autonomía total más que a través de experiencias homónimas conseguidas –dependencia infantil, amor, preocupación por los otros-. Hay que hablar de grados de homonomía –madurez- y diferenciar la homonomía inferior producida por el miedo, la debilidad…, de la homonomía superior  -el valor, autonomía, confianza-, distinguir de un nirvana inferior de otro superior, una unión descendente de otra ascendente.

41.   Nos encontramos con un importante problema existencial, por el hecho de que las personas auto-realizadas –y las que tienen experiencias cumbre- vivan ocasionalmente fuera del tiempo y fuera del mundo y deban vivir en alto grado en el mundo externo.  Vivir en el mundo interior psíquico que se rige por las leyes psíquicas, y no por las leyes del mundo exterior, es decir, el mundo de las experiencias, de las emociones, de los deseos, temores y esperanzas; del amor, de la poesía, del arte, es distinto de vivir en la realidad no psíquica y adaptarse a ella. Confundir las realidades interior y exterior o haber desligado una de ellas es algo patológico en grado sumo. Caer en la locura solo aterroriza a aquellos que no confían en la cordura.  La educación debe ayudar a vivir en ambos mundos.

42.   ¿Qué papel desempeña la acción en psicología? ¿La acción dirigida hacia un objetivo, motivada, esforzada, finalista, es un producto secundario o  un aspecto de las necesarias transacciones entre la psique y el mundo?  -A- la satisfacción de las necesidades deficitarias  proviene del mundo exterior, por tanto, es necesaria la adaptación a este mundo, experimentando la realidad, conociendo, aprendiendo, diferenciando… -B- El mundo es en sí mismo, interesante, bello, fascinante. Explorarlo, manejarlo, contemplarlo, gozar de él, son acciones motivadas por las necesidades cognoscitivas, motrices, estéticas. La pura expresión de la naturaleza, de las propias capacidades, es una expresión del   ser más que del esforzarse. La contemplación y disfrute  de la vida interior  no solo es una clase de acción sino que es antitética es decir, que produce paz y cese de toda actividad. La capacidad de esperar  es un caso especial de capacidad de suspender la acción.

43.     El pasado existe actualmente en la persona. Por la teoría del desarrollo y la auto-realización sabemos que el futuro también existe actualmente en la persona. Cuando se pierde el objetivo deja a la persona desorganizada y sin integración.

domingo, 18 de febrero de 2018

Cuerpo, mente, comunicación-Alfa Ínstitut-Joaquín Benito Vallejo: El sentido del tacto

Cuerpo, mente, comunicación-Alfa Ínstitut-Joaquín Benito Vallejo: El sentido del tacto: El sentido del tacto –Comunicación humana a través de la piel- Ashley Montagu. Colección Arión –Ediciones Aguilar Madrid 1981 Mo...

Las estimulaciones táctiles constituyen una experiencia imprescindible para el desarrollo normal de la conducta. La frustración de semejante experiencia durante la infancia acarrea una profunda incapacidad para entablar relaciones interpersonales. La torpeza que algunas personas manifiestan en sus contactos sociales como el apretón de manos, el abrazo, el beso… deriva sobre todo del fracaso de la interacción entre madre  e hijo. Los trastornos psicosomáticos se desarrollan con mayor facilidad en aquellas personas que se han visto privadas de cuidados maternales -contacto físico, balanceos, mimos, caricias, abrazos, y otras estimulaciones. El grado de desarrollo de un ser humano puede medirse por su actitud para abrazar a otros con espontaneidad y placer,  por su capacidad para establecer contacto.

viernes, 16 de febrero de 2018


 

El  proceso de  convertirse en persona. – La autorrealización personal – Ser uno mismo / Desde que se nace nos han de ir abriendo las puertas para salir fuera, para ser independientes.

 
 

Al principio de la vida dependemos completamente de nuestros padres, -somos narcisistas y egoístas, lo queremos todo, la atención, el afecto, la admiración…- pero progresivamente debe acontecer un proceso lógico y madurativo psíquicamente de individuación, dicho de otra manera de convertirse en un ser  propio, único e independiente tanto de los padres como de los demás.

Al niño se le debe proporcionar la autonomía progresivamente. Debe dársele la posibilidad de experimentar y desarrollar todas  las  facultades inscritas en sus genes: desarrollar las capacidades motrices y expresivas relacionadas  con la gestualidad y el movimiento; la expresión verbal y comunicativa, expresar sus emociones, sus gustos, sus deseos, sus temores; la capacidad de hablar y expresarse; el desarrollo de  los sentidos y sus posibilidades de sentir y percibir a través de ellos; las capacidades plásticas, artísticas, teatrales, la música, escucharla y practicarla; las posibilidades de observación, de asombro sobre el entorno que nos rodea, hacernos preguntas, investigar, leer, etc., etc.

jueves, 15 de febrero de 2018

Cuerpo, mente, comunicación-Alfa Ínstitut-Joaquín Benito Vallejo: HAPTONOMÍA: LA CIENCIA DE LA AFECTIVIDAD

Cuerpo, mente, comunicación-Alfa Ínstitut-Joaquín Benito Vallejo: HAPTONOMÍA: LA CIENCIA DE LA AFECTIVIDAD: Introducción a la haptonomía -LA CIENCIA DE LA AFECTIVIDAD-  Jaime Robert –Representante del CIRDH [1] en España- Recopilacione...

Permanecer aquí, presente, frente a los desafíos y problemas de la vida.
El verbo latino “adesse” expresa este estar aquí presente.
Adesse ánimo significa estar presente de corazón, de alma, con atención, afectivo, e implica también un estar y permanecer aquí, de todo corazón, con coraje, tener todo su Afectivo en atención.
Estar aquí presente y abierto y permanecer – El estar haptonómico, no delimitado, de la afectividad. Permanecer aquí, en liza con esta presencia, no importa cuáles sean las circunstancias.
Esta forma de “Estar-aquí” implica un “Estar-con” en el sentido de tener parte, tomar partido, de dar parte en tanto que estar presente en una comunicación afectiva con otro.


Un Estar-con anticipación atenta, sensible a las necesidades tanto de nuestro tiempo y de la humanidad en general, como de sus próximos.

domingo, 4 de febrero de 2018

el miedo a la libertad


EDUCACIÓN – E. FROMM – el miedo a la libertad -pag. 312 y sig.

¿Qué función desempeña el proceso educativo en la formación del carácter social?
Antes aún de eso ¿Qué se entiende por educación?

La función  social de la educación es la de preparar al individuo para el buen desempeño de la tarea que más tarde le tocará realizar en la sociedad, esto es, moldear su carácter de manera  tal que se aproxime al carácter social; que sus deseos coincidan con las necesidades propias de su función. 
El sistema educativo de toda sociedad  se halla determinado por este objetivo; por lo tanto,
no podemos explicar la estructura de una sociedad o la personalidad de sus miembros por medio de su proceso educativo, sino que, por el contrario, debemos explicar el proceso educativo en función de las necesidades que surgen de la estructura social y económica de una sociedad determinada.

Los métodos educativos son muy importantes porque ellos forman  los  mecanismos que moldean al individuo según  lo prescrito.

Esto también es válido para un sector especial que interviene en el proceso educativo, como es la familia.  Según demostró Freud las experiencias tempranas de la niñez ejercen una influencia decisiva en la formación de la estructura del carácter.  Los padres no solamente aplican las normas sociales, con ciertas excepciones individuales, sino que además, por medio de sus propias personalidades son portadores del carácter social de su sociedad y clase. Transmiten al niño lo que podría llamarse la atmosfera psicológica o el espíritu de la sociedad  simplemente con ser lo que  son, representantes de ese mismo espíritu.  Así pues, la familia puede ser considerada el agente psicológico de la sociedad.

Si bien es cierto que las necesidades de la estructura económica y social moldean al hombre, hay que tener en cuenta que la capacidad de adaptación no es infinita.
No solo existen ciertas necesidades fisiológicas que piden ser satisfechas de manera imperiosa, sino que también hay ciertas cualidades psicológicas inherentes al hombre que necesariamente deben ser satisfechas y que originan determinadas reacciones si se ven frustradas.

¿Cuáles son tales cualidades?

La más importante parece ser la tendencia a crecer, ensanchar y realizar las potencialidades humanas que el hombre ha desarrollado en el curso de su historia, como el pensamiento creador y crítico, o la facultad de tener experiencias emocionales y sensibles diferenciadas.

Cada una de estas potencialidades posee un dinamismo propio y una vez que se han desarrollado  a través del proceso evolutivo tienden a expresarse y manifestarse.  Tal tendencia puede ser reprimida y frustrada pero ello origina nuevas reacciones  especialmente con la formación de impulsos simbióticos y destructivos.

Esta tendencia general al crecimiento –equivalente psicológico de una tendencia biológica- origina impulsos específicos como el deseo de libertad  y el odio a la opresión, dado que la libertad constituye la condición fundamental de todo crecimiento.
Análogamente,  el deseo de libertad puede ser reprimido y desaparecer de la conciencia del individuo, pero no por ello dejará de existir como potencialidad, revelando su existencia por medio de aquel odio consciente o inconsciente que siempre acompaña a tal represión.

También la tendencia hacia la justicia y la verdad constituyen un impulso inherente a la naturaleza humana  aun cuando pueda ser reprimido y pervertido. La vía que ha de seguirse para explicar esta tendencia es la de analizar toda la historia social e individual del hombre. Descubrimos así que para quien carece de poder, la justicia y la verdad constituyen las armas más importantes en la lucha para lograr la libertad y asegurar la expansión.

Gran parte de la humanidad en el curso de la historia ha debido defenderse contra los grupos más poderosos que lo oprimían y explotaban, del mismo modo, el niño atraviesa un periodo que se caracteriza  por su impotencia ante el poder.

En tal estado de debilidad han de desarrollarse ciertos rasgos como el sentido de la justicia y la verdad capaces de construir  potencialidades comunes a toda la humanidad.

Entones, si bien el desarrollo del carácter es estructurado por las condiciones básicas de la vida, y si no existe una naturaleza  humana fija, esta posee un dinamismo  propio que constituye un factor activo en la evolución del proceso social.

Consideramos la naturaleza humana condicionada por la historia, sin olvidar el significado de los factores biológicos.

Debemos considerar la personalidad humana mediante la comprensión de las relaciones del hombre con los demás, con el mundo, con la naturaleza y consigo mismo.  
El hombre es primariamente un ser social. La psicología individual es esencialmente psicología social, psicología de las relaciones humanas. 
El problema central de la psicología es el de la forma de conexión del individuo con el mundo  y no el de la satisfacción o frustración de determinados deseos instintivos. El problema relativo de los instintos ha de ser comprendido como parte de las relaciones del hombre con el mundo y no como la cuestión central. Por tanto, las necesidades y deseos que giran alrededor de las relaciones del individuo con los demás: amor, odio, ternura, simbiosis son fenómenos psicológicos fundamentales.

 El deseo de recibir pasivamente de una fuente exterior todo lo que se quiera obtener –amor, protección, conocimiento, etc.- se desarrolla en el carácter del niño como una reacción a sus relaciones con los demás.

Si a través de tales experiencias el miedo llega a debilitar el sentimiento de su propia fuerza, si se le paralizan su iniciativa  y confianza en sí mismo, si desarrolla cierta hostilidad y luego la reprime, si al mismo tiempo su padre o madre le ofrece cariño o cuidado pero con la condición de someterse, toda esta constelación de circunstancias le conduce a la adopción  de una actitud de abandono del dominio activo, dirigiendo todas sus energías hacia fuentes exteriores de las que espera el cumplimiento de todos sus deseos.

Esta actitud asume un carácter apasionado porque constituye el único medio  por el caul el individuo puede lograr la realización de sus anhelos.

El individuo anal, por el contrario, busca su seguridad construyéndose un sistema autárquico, autosuficiente y considera el amor y cualquier otra actitud dirigida hacia como una amenaza a su inseguridad. 

Fenómenos psicológicos relacionados con la escasez o la abundancia: El nivel primitivo de la existencia humana es el de la escasez. Las necesidades perentorias deben ser satisfechas antes que nada. Solo cuando el hombre dispone de más tiempo y energía que las necesarias para la satisfacción de las necesidades básicas puede desarrollar la cultura y los fenómenos de la abundancia.

Las ideologías y la cultura se hallan arraigadas en el carácter social y éste es moldeado por el modo de existencia de la sociedad concreta. A su vez, los rasgos caracterológicos dominantes  se vuelven fuerzas constructivas que moldean el proceso social.

Las fuerzas psicológicas  son moldeadas por las condiciones externas de vida, pero también poseen dinamismo propio. Constituyen la expresión de necesidades humanas susceptibles de ser moldeadas, pero no destruidas.

El carácter social surge  de la adaptación dinámica de la naturaleza humana a la estructura social. Los cambios en las condiciones sociales originan cambios en el carácter social, dan lugar a nuevas necesidades. Estas originan nuevas ideas, hacen a los hombres susceptibles de ser afectados por ellas.   A su vez estas nuevas ideas tienden a estabilizar e intensificar el nuevo carácter social y a determinar las acciones humanas.

Las condiciones sociales ejercen influencias sobre los fenómenos ideológicos a través del carácter.  Este no es el resultado de una adaptación pasiva a las condiciones sociales, sino de una adaptación dinámica que se realiza sobre la base  de elementos biológicamente inherentes a la  naturaleza humana,  o  adquiridos como resultado de la evolución histórica.

 

Dar y recibir

TACTO Y CONTACTO  / Dar y recibir (Del libro: Educar-nos para la ternura) Virtudes de  DAR  y  de  RECIBIR Ambos conceptos tienen su...